miércoles, 8 de marzo de 2017

Reseña: El lector de Bernhard Schlink

Hace unos años la película de Kate Winslet El lector (o The Reader que creo que era como más se conocía) estuvo nominada a varios Oscar. Me suelen gustar los libros no muy famosos sobre los que hacen películas, no confundir con los libros muy famosos de los que se hacen películas. Por eso al encontrar este libro por 1€ me lo agencié y me lo terminé en un par de días. 





En la postguerra mundial, un adolescente alemán que está teniendo un mal día conoce a una mujer que casi triplica su edad. Pronto mantendrán una relación que tendrá unas consecuencias mucho más profundas de lo que parece.



El lector es uno de esos libros que parece que sabes en qué dirección va la historia, pero que en la mitad da un giro completamente inesperado y se vuelve muy diferente a lo que esperabas al principio, un poco como en Matar a un ruiseñor o en Expiación. Lo que parece que va a ser una historia de amor se teletransporta en la segunda mitad a un tribunal y esto para mí es fantástico porque ya sabes que el romanticismo no es mi género favorito.

En cuanto leí las primeras páginas, supe que el libro me iba a gustar. Además, de haber visto la película, ya sabía que trataba con temas que me parecían muy interesantes y que tenía un punto de vista original. No me equivoqué. Tiene capítulos cortos, justo como a mí me gusta y la prosa tiene un balance perfecto entre lenguaje directo y descripción de detalles que ayudan a redondear los personajes, los lugares y las situaciones. 

Hay un elemento de misterio subyacente a lo largo del libro que se entreteje de manera muy sutil en la historia. Uno de los dos misterios lo adiviné con mucha antelación tanto al ver la película como al leer el libro, pero más que quitarme las ganas de seguir leyendo, me hizo estar ansiosa por que los personajes se dieran cuenta lo mismo que yo. De hecho, este libro se lee muy rápido.

Pero sin dudar lo mejor de esta novela es la manera en la que habla de las repercusiones de la Segunda Guerra Mundial, cuando el pasado nazi está todavía reciente. El narrador pertenece a una generación que no ha vivido la guerra mientras que sus padres, sus profesores y su amante sí. Se hace un comentario muy interesante a cómo la sociedad interactúa con su pasado y a las consecuencias de este cambio generacional. No había leído ningún libro que hable del holocausto desde esta óptica y me parece fascinante y me ha ayudado a comprender mucho mejor a la sociedad alemana. 


Si te gustó, te gustará...

  • Matar a un ruiseñor de Harper Lee: Mitad vida diaria y mitad juicio, este libro tiene elementos en común. También habla de un conflicto generacional y arroja una mirada diferente a un tema que está muy manido y del que siempre se habla en los mismos términos. 
  • La ciudad al atardecer y El país de los cerezos de Fumiyo Kouno: Este manga habla de Hiroshima después del bombardeo. Tiene que ver con El lector en el estigma con el que se ve a algunas personas desde después de ocurrida la tragedia.


Mi valoración: 4,5/5




      

2 comentarios:

  1. Pues de entrada diría que tiene todo lo imprescindible para gustarme, así que me quedo con el título.

    Gracias por tu maravillosa reseña.
    Biquiños.

    ResponderEliminar
  2. A mi ya sabes que las historias de la segunda guerra mundial no me van mucho, aunque sea de la post-guerra. Así que este lo dejo pasar. Besos

    ResponderEliminar